Me gusta la cerveza. Mucho. Y mi favorita es la Mahou cinco estrellas. Supongo que como a muchos otros me da por mirar las etiquetas de los botellines y juguetear con ellas. Pues resulta que me había pasado desapercibido por completo el rediseño del logo. Y me ha sorprendido que se haya perdido un juego de curvas que me gustaba especialmente: el de los brazos verticales de la “M”.
Entremos en materia. Este es el logo antiguo:

Y este es el nuevo:

Como se puede apreciar, los brazos de la M han pasado de ser ligeramente inclinados a ser casi completamente verticales. Pero también han perdido identidad, porque la curvatura se ha homogeneizado. A la izquierda el logo nuevo con los brazos de la M desprendidos y a la izquierda el antiguo:

con m de mahou 01

Si superponemos los brazos de uno y de otro se aprecia mejor el efecto:

con m de mahou 02

El rediseño ha corrido a cargo del estudio de Enric Aguilera (me ha costado encontrarlo)

Antes era más chaparrete y ahora parece más estirado hacia arriba. No puedo decir que no me guste el rediseño, y tampoco quiero pasar por un cascarrabias que sistemáticamente prefiere lo antiguo, pero aquí os dejo mi reflexión.