Hoy me he levantado guerrero. En la anotación anterior declaraba mi aversión a los eufemismos en la publicidad. Y después de los eufemismos, en mi lista de aversiones, vienen las palabras inventadas. Términos falsos, descontextualizados, barbarismos adaptados… todo vale: Oxiaction, bioalcohol, coencimas, copolímeros, oxígeno activo

¿Queréis palabros inventados por publicitarios del siglo pasado? Pues tomad – Deterjabón, a ver quién supera eso:

Me ha parecido muy curioso que esta misma pieza publicitaria de los años 70 está comentada en el libro Conducta real del consumidor y marketing efectivo de Ildefonso Grande Esteban (Editorial ESIC, ISBN 8473564693). El autor encuadra la pieza bajo el epígrafe Atractivos incompletos: “no se sabe cuánto menos cuesta lavar con Gior”